sábado, 3 de mayo de 2008

Tiempo de autocrítica

Muchos de nosotros como Erasmus sabemos de mucho defectos en el servicio de la ORI. Y más que conocerlos, debemos decir que nos ha tocado sufrirlos y luchar por cambiarlos. Quebraderos de cabeza y tiempo perdido no sólo para nosotros sino también para el personal de la Oficina de Relaciones Internacionales.

De todas formas quejarse es siempre lo más fácil que puede hacerse y no siempre lo más adecuado. En este sentido, es posible que los propios estudiantes hayamos hecho algo mal.

Muchas ocasiones yo mismo he hecho preguntas innecesarias. Gran parte de esa información que buscamos está en el sitio de la ORI en internet. Quizás nuestra propia pereza en leerla o quizás la comodidad de echarle la culpa a otro nos lleva hasta la ventanilla de la oficina.

Quizás esté equivocado o quizás no sea la única responsabilidad que nos podamos achacar. Y tú, ¿conoces alguna otra?

2 comentarios:

Fan dijo...

Cierto es que la ORI tiene algún fallo -eso de abrir de 12 a 2 es una buena prueba de q sus trabajadores no son de los que disfrutan deslomándose. ¿Pero es que a alguien le gusta levantarse a las 7 de la mañana?

Tendréis que reconocer, malditos, igual que tanto acusáis a la ORI de incompetencia y torpeza, que la jefa del tinglado, Constanza, es una diva a la altura de algunos mitos del cine o la canción, como Liz Taylor, Massiel o Amy Winehouse. Su sonrisa y su saber estar son atributos permanentes, nunca tiene una palabra más alta que otra y, ni siquiera cuando el trabajo la desborda descuida su imagen y aspecto, en un claro favor hacia nosotros, los malditos administrados.


La ORI funcionará mal, pero Constanza es guapa a mORIr.

Anónimo dijo...

Yo soy otra de las que está hasta los ... del ORI. Si fuera por ellos todavía estaría esperando a que la Universidad de destino se pusiera en contacto conmigo. Todavía no me han remitido ni las convalidaciones, aunque espero que me dejen cogerme lo que quiera, como parece que están haciendo.